Bicarbonato de Sodio de gran ayuda contra el cancer


El bicarbonato de sodio, ha resultado ser un químico al que las células cancerosas no pueden soportar, al invadirlas con una ola de alcalinidad, que permite que reciban mayor cantidad de oxígeno del que pueden tolerar. Como las células cancerosas no pueden sobrevivir en la presencia de altos niveles de oxígeno, el bicarbonato de sodio es para este propósito un asesino instantáneo de los tumores cancerosos.

El bicarbonato de sodio es un químico compuesto con la fórmula NaHCO3, y popularmente se utiliza para aliviar temporalmente la acidez estomacal, corregir la acidosis en los trastornos de los riñones, alcalinizar la orina durante las infecciones de vías urinarias y minimizar la cristalización del ácido úrico durante el tratamiento de la gota. La prescripción médica del bicarbonato de sodio se hace en inyecciones para tratar la acidosis metabólica en algunas intoxicaciones medicamentosas. Pero también el bicarbonato de sodio está disponible en la farmacia para uso doméstico.


El descubrimiento del Dr. Simoncini de que el bicarbonato de sodio es letal para los hongos, ¿qué tiene que ver con el paciente canceroso? Una célula cancerosa sobrevive a base del metabolismo de los fermentos. Donde hay fermentación hay levadura, esto es, hongos. Recordemos, en cada paciente enfermo de cáncer, reside el microbio del hongo, por tanto, es el hongo el que mantiene vivas las células del cáncer.

Si queremos destruir al hongo o las colonias de hongos en la célula cancerosa, debemos llevar el bicarbonato de sodio hasta la célula cancerosa. ¿cómo puede hacerse?

Puede hacerse quirúrgicamente, creando un mapa arterial para llevar el bicarbonato de sodio directamente al tumor a través de los vasos sanguíneos que lo alimentan. Así, puede insertarse un catéter en la arteria apropiada e inyectar el bicarbonato. Sólo que esta es la manera más difícil.

La manera fácil, es utilizando el principio del caballo de Troya, es decir, llevando el bicarbonato de sodio directamente a las células cancerosas. Los dos métodos pueden llevarse a cabo.

El otro método, es a través de la insulina, la insulina hace que las células cancerosas requieran azúcar, y entonces de administra intravenosamente una solución glucosada mezclada con bicarbonato de sodio. Las células absorben la solución de glucosa con bicarbonato de sodio, lo que destruye al hongo instantáneamente.

En la actualidad, además de la clínica del Dr. Simoncini en Italia, en los Estados Unidos se comienza a practicar esta forma alternativa de tratamiento del cáncer, como lo hace el Centro Camelot para el Cáncer en Oklahoma, donde están obteniendo resultados efectivos y sorprendentes con este tipo de tratamiento.

Forma de tomarlo.
A nivel casero, se puede aprovechar este compuesto como preventivo y curativo, tomando una cucharadita diaria de bicarbonato de sodio por algunas semanas en un vaso de agua o bien agregarle una cucharadita de bicarbonato de sodio a un vaso con limonada, luego descansar y reanudar según como se vaya sintiendo. Es preferible tomarlo 1 hora antes o después de los alimentos. No junto con las comidas.

 

AddThis